miércoles, 16 de mayo de 2012

POTAJE DE GARBANZOS CON ESPINACAS



Esta receta la tengo aparcada desde hace bastante tiempo, y es que es la receta que mandé hacia A Coruña en mi swap vegetariano. La guardaba para publicarla una vez su destinataria la recibiera y la degustara como algo exclusivo, pero al no tener respuesta he decidido publicarla para que no se me haga añeja en el ordenador. 

Dedico esta entrada a Alba, de Mi vida con un vegano, porque aunque mi swap haya salido un poquito torcido, me lo pasé muy bien preparándolo todo. 

Y también se la dedico a Pequeña y su blog Espinacas con garbanzos (como mi receta), puesto que se va de retiro y durante dos meses su blog quedará en stan by para dedicarse en cuerpo y alma a ella misma. 

¡Gracias compañeras!

---------------------------------------------------------------------------

Ingredientes
400 gramos de garbanzos cocidos (aproximadamente)
3 dientes de ajo
1 cebolla mediana
2 manojos de espinacas o acelgas (frescas)
1 cucharadita de Pimentón de la Vera
3 cucharadas de tomate frito
2 patatas medianas
Perejil fresco
Almendra rallada
Sal marina
1 huevo duro (opcional)
Aceite de oliva virgen
Agua
Pan duro o del día anterior

Elaboración
En una olla grande ponemos a sofreír con un buen chorrito de aceite de oliva dos dientes de ajo y la cebolla cortada a trocitos pequeños.

Cuando comience a estar transparente, añadimos la cucharadita de pimentón de la Vera y a continuación y sin dejar de remover, añadimos el tomate frito.

Lavamos bien las espinacas ó acelgas y echamos al sofrito cortadas a trozos medianos. Agregamos una pizca de sal. Sofreímos un minuto a fuego fuerte y añadimos los garbanzos bien lavados y escurridos. Seguimos dando vueltas durante 1-2 minutos más y entonces cubrimos todo con agua. Dejamos a fuego fuerte hasta que rompa a hervir, y entonces bajamos el fuego a medio-bajo y dejamos cocer durante aproximadamente media hora. Para evitar que se quede sin caldo podemos vigilarlo y añadir agua.

Por otro lado, vamos lavando y pelando las patatas y las añadimos cortadas a trozos una vez pasada esa media hora de cocción. Para que la patata suelte su almidón y espese el caldo, cuando las cortemos en lugar de hacer un corte limpio podemos romperlas con el cuchillo (pegar un tirón del trozo de patata cuando aún no está separado del todo).

Durante la cocción, vamos probando de sal. Es mejor no pasarse y rectificar al final.

Con el diente de ajo que nos sobra haremos un majado que añadiremos una vez esté cocida la patata. En un mortero pondremos el diente de ajo a trocitos, dos cucharadas colmadas de almendra rallada, un poquito de perejil fresco, sal y aceite de oliva. Machacaremos hasta hacer una pasta. Añadimos al potaje.

Si no somos veganos, podemos añadir un huevo duro a trocitos, aunque no le aporta ningún sabor especial.

Apagamos el fuego y corregimos de sal. Añadimos trocitos de pan duro para espesar y servimos.

13 comentarios:

  1. M'encanten els cigrons amb espinacs, és una combinació molt bona i el suquet que li has afegit t'ha quedat una recepta estupenda! petons

    ResponderEliminar
  2. Muchisimas gracias Nefer! Que honor, me encanta que me dediques esta super receta riquisima! Y que pena lo del swap, lo malo de estas cosas es que hay gente que no se lo toma en serio. Lo siento mucho. Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  3. e egusta la combinacion de ingredientes..... y yo delante tengo que hacer sopa de garbanzos obligada......

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué buenos! los clásicos (o interpretaciones de estos) siempre triunfan, y el movimiento almendra nunca se me habría ocurrido.

    ResponderEliminar
  5. ¡Mil gracias Nefer! Me he emocionado y todo al ver que me dedicabas la receta. Y me da mucha rabia que te haya pasado a ti lo del swap, creo que no te lo mereces y me da mucha pena :( La receta tiene buenísima pinta, creo que me encantaría, con lo que me gusta a mí un cuchareo. Yo como esté varios días sin comer de cuchara, noto que me falta algo. En fin guapa, que muchas gracias por todo. ¡Besitos!

    ResponderEliminar
  6. Muy buen plato, se ve estupendo.
    ... ya lo siento Nefer.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  7. Me encantan este tipo de potajes, son una verdadera delicia; aunque haga calor los sigo comiendo. Besos

    ResponderEliminar
  8. Lo siento chicas por no contestaros antes a ninguna! Estos días estoy muy liada, ya sabéis, época de exámenes finales y el estrés lo tenemos también los profesores. Por ese motivo el blog lo tengo un poco abandonado, pero a ver si encuentro un huequito!

    Me alegro que os haya gustado, y sí, es verdad que ahora con el calor este tipo de platos apetecen menos, pero de vez en cuando vienen bien. También podemos cambiar el garbanzo caliente por el frío, como el rico hummus!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. uhmmm...uno de mis platos preferidos de cuchara, sin duda..

    Muaks
    Carmen
    www.dietamediteraneasana.blogspot.com

    ResponderEliminar
  10. Hola! Acabo de descubrir tu blog, y me encanta! Me gustan mucho las recetas que he visto! Esta tiene una pinta increíble! Desde hoy, te sigo y te invito a visitar mi blog! Un besazo!

    ResponderEliminar
  11. Hola!!! Felicidades por tu premio, eres merecedora de él. Y muchas gracias por tu blog, me encanta y lo necesito. Me verás muy a menudo por aquí. Tan pronto tenga un momento libre, lo miro entero.
    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  12. Gracias chicas!!! Cuántos comentarios de golpe. Será verdad eso del empujón del premio?
    Sois bienvenidas siempre!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...